×

¿Pueden las embarazadas tener perros y gatos?

Pueden las embarazadas tener perros y gatos

¿Pueden las embarazadas tener perros y gatos?

La respuesta sobre sí pueden las embarazadas tener perros y gatos presenta las aristas del debate con pruebas científicas y la decisión que tienen los propietarios de dichas mascotas sobre qué hacer con ellas.

Resulta pues un tema delicado, que debe mostrarse con hechos científicos y quedar en manos de las embarazadas y sus familiares, la decisión final ante ello.

 

Lo que dicen y hacen los propietarios de mascotas

Resumiendo: Miles de videos existen en la Internet sobre casos en que entre los Regalos para madres primerizas está el obsequiarles un gatito o un perrito, los cuales son pensados como animales de compañía.

Los propietarios les toman como parte de la familia y por no tener mayor información (y sí mucho amor), asumen que pueden las embarazadas tener perros y gatos sin inconvenientes.

Además, los hacen guardianes de sus bebés, como podrán observar en otros videos. Y dichos vínculos familiares pasan a ser motivos, pero, muchos no desvelan luego las consecuencias vividas, eso no lo plasman en video.

Nosotros las vamos a revelar.

 

Pueden las embarazadas tener perros y gatos

La respuesta definitiva es que sí pueden, pero han de extremar el cuidado de la salud de dichas mascotas y, para mayor seguridad, mantener distancia física (más no afectiva), con las mismas.

En el caso de los perros, éstos resultan muy cariñosos, apegados, sobreprotectores y no reconocen su fuerza física o su ímpetu. Y la embarazada en su estado ha de aumentar las precauciones de no tropezarles, ser empujados, cómo se agachan, cómo se les enciman los perros, ya que un mal paso, puede poner en riesgo su gestación.

Leer  ¿Cómo evitar que mi gato se suba a la barandilla?

Los gatos son algo distintos, ya que su apego no es tan profundo, pero pueden arañar, tropezar o simular caídas en sus saltos, que pongan sobre aviso a su sobreprotectora propietaria, a riesgo de su propia condición.

¿les parecen exagerados estos ejemplos?, pues sepan que no es así, están documentados en historias médicas a nivel mundial pasando de ocasionales o esporádicos a ser documentados como riesgo factible.

Por ende, sí bien pueden las embarazadas tener perros y gatos, debido al dinamismo, accionar e instinto de los mismos, deberían quedar como una compañía limitada, afectiva en el contacto visual y las palabras amables, estar pendientes de su alimentación y salud. Pero tenerles tan cerca, es un riesgo que deben minimizar en su condición, aunque sea doloroso asumirlo, es por ambos.

Pueden las embarazadas tener perros y gatos 

Pueden las embarazadas tener perros y gatos, pero han de saber que transmiten las siguientes enfermedades

Los perros pueden contagiarse y contagiar de garrapatas. Además de la rabia. Por ende, ameritan tener sus vacunas al día y asearlos con la frecuencia que su raza, signe.

Sépase que los gatos pueden transmitir la toxoplasmosis, infección causada por un parásito que puede ser peligrosa para la madre y el bebé. Además de la rabia y la enfermedad por arañazo de gato.

Y, sí hablamos de enfermedades que pueden transmitir por igual, separados o en conjunto, sepan que aunque pueden las embarazadas tener perros y gatos, están expuestas a:

Leer  ¿cuales son los gatos mas cariñosos?

Infección por Campylobacter (o campilobacteriosis), que una persona puede contraer si entra en contacto con agua contaminada por heces de dichas mascotas.

La tiña; así como los humanos pueden contagiarlas, gatos y perros también y se debe tratar con medicación anti fúngica en forma de champú, crema o medicamento administrado por vía oral, que puede o no ser contraproducente para la gestante.

Toxocariasis. Enfermedad producida por la lombriz parasitaria Toxocara que habita en los intestinos de perros y gatos. Puede afectar el sistema intestinal e incluso a los ojos, provocando pérdida parcial o total de la vista.

Infecciones por mordeduras de perros y gatos. Es una de las razones por las cuales los profesionales alegan que no pueden las embarazadas tener perros y gatos. Si las mordeduras de dichos animales se infectan, provocan males que se agregan a cualquier patología o baja de defensas de la persona atacada, ameritando fortísimos antibióticos que pueden afectar a la gestante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies