×

Porque mi tortuga no come

Porque mi tortuga no come

Las tortugas son animales de sangre fría y no van a comer si la temperatura es bastante baja. La temperatura fría para una tortuga de caja ha de estar entre 20 y 22° (68 y 72°F) y la cálida ha de ser de 29°C (85°F) a lo largo del día y durante la noche la temperatura debe bajar a 15 y 23°C (60 y 75°C).

La temperatura de una tortuga acuática ha de ser de unos 25°C (78°F) en el agua. La temperatura del área de reposo ha de estar entre 26 y 29 °C (80 y 85 °F).

Gruta de terrario de corcho natural

¡Lo deseo!

Ten en cuenta que las tortugas deben hibernar, con lo que tienes que hacer un espacio en el terrario donde la tortuga logre ocultarse a lo largo de todo el invierno.

Reproducción

Ciertos quelonios van a tener menos apetito a lo largo de la temporada de reproducción de primavera, o sea natural y no hay de qué preocuparse si en cuanto al resto están sanos. Además de esto, las hembras preñadas con frecuencia dejan de comer completamente hasta el momento en que se ponen.

Una cosa que he sentido con las tortugas bebés es que ciertas de ellas sencillamente no comprenden de qué forma tomar de un tazón, hasta el punto en que se deshidratan.

Leer  Como hacer terrario para tortugas de tierra

Dieta monótona

Otra viable causa de la carencia de apetito en las tortugas es que comen exactamente la misma comida constantemente, puesto que se aburrirán y van a dejar de comer.

Por este motivo, es requisito cambiar levemente la dieta de esta clase de mascotas, a fin de que sostenga siempre y en todo momento exactamente el mismo apetito.

Por otra parte, te aconsejamos desparasitar periódicamente a tu pequeña mascota. Varios de los parásitos que generalmente afectan a las tortugas tienen la capacidad de ocasionarles falta de apetito.

Temperatura y luz ultravioleta

Como todos reptil, las tortugas precisan la luz de una lámpara particular para calentarse y recibir los rayos ultravioleta. Esto se origina por que son organismos ectotérmicos, lo que quiere decir que necesitan semejantes condiciones para regular su digestión y metabolismo corporal. En el momento en que su hábitat no tiene estos requisitos, la comida se trata poco a poco y la tortuga pierde el apetito.

La temperatura correcta para una tortuga fluctúa entre los 26 y los 32 grados centígrados, si bien el rango puede cambiar según la clase de que se trate. Además de esto, es requisito cerciorarse de que la lámpara emita rayos UV (UVA y UVB), puesto que son fundamentales para la piel del cuerpo. Ten en cuenta que se necesita un máximo de 12 a 14 horas de luz natural para sostener la salud del reptil.

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies