×

Como saber que tipo de tortuga tengo

Como saber que tipo de tortuga tengo

En el momento en que una tortuga de agua entra en nuestro hogar, es esencial darle la nutrición correcta a su tamaño y clase, pero asimismo alojarla en un acuario amoldado a sus pretensiones. Esto quiere decir que su nuevo hogar debe realizar requisitos concretos de alimentos, agua y temperatura. Los puntos a estimar son los próximos:

  • Acuario. Hay que dividir en 2 zonas, una de agua, suficientemente ancha y profunda para nadar sin óbices, y otra de tierra, para en el momento en que nuestra tortuga necesite secarse al sol y reposar. Para hacer más simple el ingreso a los dos espacios, es conveniente poner una rampa.
  • Agua. Si no tenemos filtro de agua, se aconseja mudar el agua cada semana para sostenerla limpia y saludable. Si llenamos el acuario con agua del grifo, es primordial remover todo el cloro que tiene dentro para no dañar sus ojos ni su simbólica concha. En lo que se refiere a la temperatura ideal, ha de ser cálida y sostenerse entre 25 y 28 grados centígrados (máx.)
  • Iluminación. Tienen que poder ingresar a la luz del sol directa, sin filtrarse a través del vidrio. Si no tenemos luz del sol, pondremos luz artificial, luz UVB, a fin de que su caparazón se nutra del calcio preciso y de esta manera eludir, en lo posible, que sufra anomalías de la salud. Asimismo es esencial poner una lámpara particular UV-B y una lámpara que dé calor en la región seca.
  • Nutriendo a la tortuga de agua. La mayor parte de las tortugas acuáticas son carnívoras en el momento en que son jóvenes y evolucionan a una dieta omnívora en el momento en que son adultas. En dependencia de su edad, la continuidad de nutrición cambia. Si son pequeños tienen que comer una vez cada día, si son de mediana edad tienen que comer cada un par de días y si son mayores tienen que comer solo tres ocasiones a la semana. En cautividad, la dieta se apoya en carnes, como pollo, ternera o hígado, y pescado picado como mejillones o sardinas con espinas, si bien tienen la posibilidad de complementarse con piensos comerciales elaborados para estas especies, eludiendo el exceso de gambas secas (gammarus ). ).

¿Cuáles son las diferencias entre las tortugas terrestres y acuáticas?

Te exponemos las primordiales diferencias entre las tortugas terrestres y acuáticas:

  • Modo de vida. Como era de aguardar, la diferencia más esencial entre las tortugas terrestres y acuáticas es dónde viven. En estas últimas puedes conseguir tortugas que viven en el mar y otras que viven en ríos y lagos.
  • Longevidad. Las tortugas viven un número diferente de años en dependencia de si están en la tierra o en el agua. El primero puede llegar a los cien años, al tiempo que el segundo comunmente no sobrepasa los 20 años. Eso sí, en ciertos casos y con un óptimo precaución tienen la posibilidad de llegar a los 30 años.
  • Piernas. Las patas de las tortugas terrestres y acuáticas no son iguales. Las patas de Therapines tienen múltiples membranas que les asisten a nadar y son perceptibles a fácil vista. Los de tierra no los tienen, pero tienen forma de tubo, y los dedos están mucho más desarrollados. Además de esto, las tortugas marinas tienen garras largas y afiladas. Los terrestres son mucho más cortos y achaparrados.
  • Personalidad.

    El carácter de las tortugas cambia según el ambiente en el que viven. Las tortugas de agua tienden a ser mucho más distendidas. Los que están en el suelo acostumbran a tener una personalidad mucho más fuerte y semejan estar siempre y en todo momento a la protectora.
  • Concha. Los caparazones de tortuga asimismo no son iguales. Las tortugas de agua acostumbran a tener un caparazón liso que es suavísima al tacto. Así, van a poder nadar de manera fácil. No obstante, los caparazones de las tortugas están muy arrugados y tienen una manera muy irregular.
  • Comida. Las tortugas terrestres y acuáticas no comen lo mismo. Los primeros tienden a ser herbívoros, al paso que los que viven en el agua acostumbran a alimentarse de otros animales. Evidentemente, las tortugas marinas tienden a transformarse en herbívoras en el momento en que alcanzan la edad avanzada.
  • Cuídate. En el momento de tener una tortuga, es esencial tener claro que cuidarla no va a ser lo mismo si es una tortuga de agua que si es una tortuga de tierra. Estos últimos precisan un espacio que tenga el sustrato conveniente. Lo destacado es que viven en el jardín. Además de esto, ciertos hibernan en invierno, tienes que proporcionarles el sitio preciso. Los acuáticos tienen que tener un acuario de un tamaño que les deje nadar libremente y que tenga la temperatura correcta para cada clase.
Leer  Por donde respiran las tortugas

¿Qué son las tortugas familiares?

Las tortugas familiares se distinguen en tortugas acuáticas y tortugas terrestres. Como su nombre señala, los primeros precisan un estanque o un acuario para subsistir, y los segundos precisan un enorme terrario en el que desarrollar sus ocupaciones cotidianas.

Las tortugas de agua acostumbran a tener un caparazón liso que es suavísima al tacto. Así, van a poder nadar de forma fácil. No obstante, los caparazones de las tortugas están muy arrugados y tienen una manera muy irregular.

Tortuga Cumberland (Trachemys scripta troostii)

Esta es otra tortuga de agua mascota muy habitual. Exactamente la misma la clase previo, es una tortuga semiacuática. Su primordial característica propia es su caparazón ovalado de color verde oliva con máculas amarillas; ciertos ejemplares tienen la posibilidad de tener una tonalidad que se inclina hacia el cobrizo.

Hay una diferencia entre el tamaño del caparazón de las tortugas macho y hembra; las tortugas hembras tienen caparazones mucho más largos que los machos. No obstante, este procedimiento es un tanto difícil, puesto que probablemente halla una superposición de tamaño entre un macho grande y una hembra pequeña, con lo que es imposible adivinar el sexo basándose únicamente en el tamaño.

Otro punto agregada es que tienes que cerciorarte de que la tortuga esté totalmente creada. Si acepta que una tortuga es macho debido al tamaño mucho más pequeño del caparazón, puede estar equivocado, en tanto que podría ser una hembra joven reproductora. Las irregularidades asimismo tienen la posibilidad de acontecer en el momento en que un macho es grande y una hembra es pequeña. Así, los dos coincidirían en determinada dimensión pese a la diferencia de género. En consecuencia, precisa emplear otro procedimiento agregada para llenar su apreciación.

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies