×

¿Cómo dar pastillas a un gato?

¿Cómo dar pastillas a un gato?

  1. Comienza mejorando todo lo preciso: una toalla grande, el envase de agua y la pastilla. Hazlo con toda naturalidad y sin predecir nada, por el hecho de que si huele que vas a procurar ofrecerle una pastilla que no le agrada, le va a costar relajarse al poco tiempo.
  2. Sosten al gato fuertemente mientras que le charlas con tranquilidad y envuélvelo en la toalla tal y como si fuera un bebé, con la cabeza fuera y las patas pegadas al cuerpo. La toalla ha de estar suficientemente apretada para que no logre desplazar las patas, pero no bastante apretada.
  3. Siéntate (preferentemente en el suelo) y sosten al gato en tu brazo izquierdo tal y como si fuera un bebé. Echa la cabeza hacia atrás y abre la boca, agarrándose la mandíbula con la mano izquierda.
  4. Con la mano derecha, introduce la pastilla en la garganta y cierra la boca. Míralo tragar y, si no lo realiza, sopla delicadamente en su boca a fin de que lo lleve a cabo.
  5. De manera cuidadosa, sin sacarle la toalla, dale la vuelta y dale una medida pequeña de agua, cuidando que no la vomite. En el momento en que esté mucho más relajado, puedes dejarlo ir completamente.

Para las situaciones mucho más bien difíciles, existe una suerte de jeringuilla de empuje que logra meter la pastilla por la garganta sin enredarse con los dedos, y trata con un orificio central en especial desarrollado para ofrecer pastillas a los gatos .

Leer  ¿Cómo curar la sarna en gatos?

Primero, comprende a tu gato: ¿por qué razón se resiste a tomar pastillas o comprimidos?

En el momento en que hay que ofrecerle una pastilla a un gato y se resiste, varios dueños se estresan, se estresan y terminan enfadándose con el animal.

Es comprensible, pero debes realizar todo lo que es posible para evitarlo. Si te enojas, el gato asimismo se enojará (y mucho más) y todo acabará siendo mucho más bien difícil.

Cinco trucos para ofrecerle una pastilla a tu gato de forma fácil

Ciertos gatos lo hacen más difícil que otros, pero con paciencia y estos consejos ningún gato puede resistirse.

El efecto de la píldora va a desaparecer velozmente y no lo apreciará.

12 años con gatos y cientos y cientos de pastillas me dan la razón…

Poner la pastilla de manera directa en la boca

Transcurrido un tiempo, la técnica de mentir a un gato mezclando la píldora con comida puede lograr que deje de marchar. Para esos que no confían en los exquisitos dulces, es requisito accionar con mucho más fuerza, poniendo la pastilla de manera directa en la boca.

Recopila a tu gato en el momento en que esté relajado para ofrecerle la pastilla. Con la pastilla en la mano izquierda, use la mano derecha para abrir la boca presionando un dedo a cada lado. En el momento en que la boca está abierta, es hora de insertar la píldora empujándola delicadamente hacia la garganta.

Leer  ¿Cómo evitar que mi gato se suba a la barandilla?

Adiestrando a tu gato

Ciertos veterinarios aconsejan predecir la necesidad de ofrecer pastillas a tu gato y acostumbrarlo a este ademán desde una edad temprana. De esta manera, en el momento en que sea verdaderamente preciso dárselos no va a haber ningún inconveniente.

La iniciativa es acostumbrar al gato a tolerar el contacto que requerirá en el momento en que necesite tomar un fármaco. Lo primero es que se acostumbre a que le toquen sutilmente la cara y la boca. Es requisito llevarlo a cabo de forma regular, en periodos cortos; Puedes ofrecerle una gominola o acariciarlo tras este contacto a fin de que lo asocie con algo positivo.

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies