×

¿Cómo saber si un gato tiene frio?

¿Cómo saber si un gato tiene frio?

Resguardar a tu gato del frío no es tan difícil. La primera cosa que tienes que realizar es cerciorarte de que siempre y en todo momento tenga un espacio caluroso y cómodo para reposar. Además de esto, es conveniente sostener la vivienda a una temperatura incesante, sin avatares, que logren poner en riesgo la salud de tu mascota. Y no olvides darle de comer con una aceptable dieta a fin de que tenga todos y cada uno de los nutrientes precisos para batallar el resfriado.

De qué forma contribuir a un gato que está resfriado

Si el gato está resfriado su accionar nos va a hacer comprenderlo: se oculta bajo la cama, procura meterse bajo las sábanas o terminará arriba en el radiador. Debemos rememorar no dejar la cama en el suelo y, si el gato vive en el exterior, acrecentar la proporción de comida día tras día. Para contribuir a los gatos callejeros en invierno tenemos la posibilidad de crear una vivienda en la que ponemos una manta de lana, agua y comida. En invierno, los gatos se acurrucan bajo los coches para intentar conseguir algo de calor. Por esa razón debemos pegar el capó antes de prender el coche para lograr que los gatos se vayan.

¿A qué temperatura tienen frío los gatos?

Esta podría ser entre las cuestiones del millón de dólares americanos para los nuevos dueños de gatos. Ya que de la misma los humanos, los gatos sienten frío en invierno y calor en verano, siendo mucho más arriesgado el primero. En condiciones extremas, como nosotros, tienen la posibilidad de padecer hipotermia o congelación. Los gatos tienen la capacidad de sostener incesante su temperatura corporal aun si la temperatura exterior es diferente. Estos animales tienen mecanismos que les dejan amoldarse a las temperaturas (así sean calientes o frías), pero tienen un límite. Las temperaturas extremas tienen la posibilidad de ser un inconveniente para ellos.

Leer  ¿¿Cuándo se considera un gato adulto?

La temperatura perfecto para las mascotas fluctúa entre los 30 y los 38 °C. Desde los 29 °C la mascota puede comenzar a sentir frío y esto incrementa si baja la temperatura, más que nada en invierno, por la humedad o el viento.

Apunte interesante sobre los gatos y el resfriado

Ciertos gatos, como la raza siamés, tienen una coloración particular llamada «color point» y caracterizada por la existencia de un color obscuro en el hocico, el puntas de las orejas, puntas de las patas y puntas de la cola, al tiempo que el resto del cuerpo es de color mucho más claro. Las ubicaciones oscuras corresponden a las ubicaciones mucho más frías del cuerpo y es exactamente por este motivo que consigue este color. En estos gatos, la enzima responsable de generar melanina (el pigmento obscuro en la piel y el pelaje) es sensible a la temperatura, con lo que no marcha a la temperatura corporal habitual de un gato, pero sí marcha en partes frías.

Esta característica quiere decir que los gatos «color point» tienen la posibilidad de mudar de color en dependencia de la temperatura del ámbito al que están expuestos: si hace bastante frío, el pelo se oscurecerá aun en las partes comunmente mucho más visibles del cuerpo. Evidentemente, estos cambios de color no son inmediatos sino dependen del período de renovación del pelo (el color del pelo se establece a lo largo de la etapa de desarrollo). Por ende, ver un gato de color oscurísimo, aun en sitios comunmente alumbrados, no quiere decir que tenga frío en ese instante, pero recomienda que estuvo expuesto a temperaturas exteriores frías a lo largo de un buen tiempo.

Leer  ¿Cuánto aguanta un gato sin beber?

¿De qué forma tenemos la posibilidad de comprender si nuestro gato está resfriado?

Un gato, como nosotros, puede manifestar el resfriado de distintas formas. Hay una secuencia de síntomas recurrentes que voy a enumerar ahora. Si supones de alguno de ellos, lo destacado que puedes llevar a cabo es asistir al veterinario.

  • Tienes que prestar atención si tu gato está mucho más letárgico o apático de lo frecuente.
  • Si exhibe menos interés por la comida o deja de comer.
  • Si tiene estornudos, tos, secreción nasal u ocular.
  • Si regurgitan alimentos o se caen (puede ser por inflamación en la garganta).
  • Si tiene fiebre (puedes tocarle la base de las orejas para tomarle la temperatura y si supones fiebre utiliza un termómetro). La respiración inmediata asimismo puede ser un signo de temperatura alta.
  • Si respira por la boca (sostiene la boca abierta en todo momento tal y como si estornudara), es muy posible que sus fosas nasales estén obstruidas por mucosidad y no logre respirar por la nariz.
  • Si orina mucho más de lo común u orina fuera del arenero, como nosotros, el resfriado puede provocarle cistitis.

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies